Fluorización

Es una forma de fortalecer los dientes de los más pequeños de la casa, de esta forma los ayudamos a prevenir las caries al proteger el esmalte.

Pulpotomía

Hay ocasiones en las que, si no se tratan a tiempo las caries de los dientes de leche, pueden provocar infección pulpar. Esta infección puede ocasionar molestias, dolor fuerte o incluso abscesos. En este caso, el tratamiento que se realiza es la pulpotomía, donde eliminamos los nervios de la pieza en concreto y posteriormente empastamos la cámara pulpar.

 

Extracción de dientes temporales

Cuando la pulpotomía no es suficiente para salvar el diente, debemos proceder a la extracción del mismo. Este es un tratamiento en el cual habrá que valorar además la necesidad de colocar un mantenedor de espacio, es decir, una aparatología que se coloca en lugar del diente extraído para que ese espacio permanezca hasta que el diente definitivo aparezca.